Por: Lic. Luisina Peláez*

Cada vez hay más edulcorantes destinados a cumplir la función del azúcar, pero ¿son estos un reemplazo aconsejable?

Desde hace tiempo el azúcar se ha convertido en el enemigo de muchas personas. Lo paradógico es que este ingrediente se encuentra en todas aquellas cosas que nos resultan “ricas”, tales como alfajores, galletitas, golosinas, helados, tortas, gaseosas, entre otras. Fue por eso que la industria se ha encargado de producir diferentes edulcorantes artificiales.  Lo cierto es que hoy endía existen muchísimos edulcorantes y son muchas las consultas que recibimos respecto a cuál elegir.

Por eso, a continuación brindamos una rápida guía en donde podés ver qué uso y cuánto es aconsejable consumir de cada una para que sobre esa base puedas tomar la mejor decision cuando estés en la góndola del supermercado.

  • Aspartamo: tiene un poder edulcorante de hasta 200 veces mayor que el azúcar y no tiene gusto metálico. No puede ser consumido por aquellas personas fenilcetonúricos ya que contiene fenilalanina. Su ingesta diaria admisible es de 40 mg/kg de peso (38 vasos de gaseosa light).No se puede utilizar para cocinar.
  • Ciclamato: su valor endulzante es 40 a 80 veces mayor que la sacarosa. Su ingesta diaria admisible es de 11 mg/kg de peso corporal (50 cafés doble).
  • Sucralosa: puede utilizarse para cocción. Es hasta 600 veces más dulce, por ende hay que tener en cuenta que su equivalencia es de 1 medida cada 10 medidas de azúcar. Se puede consumir hasta 15 mg/kg de peso por día.
  • Acesulfame k: se puede consumir hasta 15 mg/kg de peso por día al igual que la sucralosa (58 vasos de gaseosa light).Es hasta 200 veces más dulce.
  • Sacarina: tiene un efecto edulcorante 300 veces mayor que la sacarosa (azúcar común). Se permiten hasta 5 mg/kg de peso por día. Es estable al calor, pero tiene gusto amargo y por eso no se utiliza para cocinar (deja sabor residual).
  • Stevia: Es natural. Tiene un poder edulcorante de 100 a 150 veces mayor que el azúcar. Aunque aporta calorías, se utiliza en cantidades tan mínimas que no resultan significativas. Tiene muchos beneficios para la salud, especialmente para diabéticos ya que tiene un índice glucémico bajo.

 Tratemos de estar al tanto de todos aquellos ingredientes que contienen los alimentos que consumimos. Mirar el rotulado nos ayudará a identificarlos rápidamente y a mantener un equilibrio diario de todos los nutrientes.

Ahora, la pregunta del millón: ¿podemos consumirlos? La respuesta es: ¡Sí! Como se dijo anteriormente, los únicos que son aptos para cocinar son la sucralosa y la stevia. Tengamos también en cuenta que este último es el único natural y, por ende, más saludable.

Aún habiendo dicho todo esto, nuestro consejo es que evitemos el consumo masivo de productos dietéticos y controlemos más las porciones de aquellos realizados en casa.

 

* Miembro de Nutrir, un equipo de nutricionistas enfocado en la salud integral de las personas que incluye desde planes nutricionales individuales hasta asesoramiento grupal para empresas, clubes, colegios y demás instituciones.

 Mail: nutriratualcance@gmail.com

fb: /nutriratualcance

Otra manera de endulzar

Be the first to rate this recipe by leaving a comment below!
Deja un comentario para calificar esta receta
Imprimir

Thanks for printing this recipe :)

Find more recipes at http://jumboalacarta.com.ar

Deja tu comentario

Thanks for voting! Please submit your comment to validate your vote.