Por: Lic María Eugenia Angel Torres*

Algunos tienen efectos estimulantes, como el chocolate, y actúan sobre los centros del placer y bienestar. Otros, en cambio, como los dulces, son relajantes.

Los adictivos son alimentos que estimulan los centros cerebrales. Contienen sustancias químicas capaces de producir diferentes sensaciones de placer . Es por eso que somos más sensibles a las tentaciones cuando tenemos un día malo, mucho estrés o malhumor.

Los dos nutrientes que generan adicción son las grasas y los hidratos de carbono. Veamos algunos ejemplos:

-Alimentos para copetín: despiertan en algunas personas conductas compulsivas y un picoteo continuo. Estos alimentos aportan calorías y no alimentan. Por ejemplo, tostadas, sándwiches, pan, pizza, pastelería y dulces. Todos estos están elaborados con hidratos de carbono refinados. Son generadores de serotonina y dopamina cerebral. Tienen alto índice glicémico, despiertan hambre en corto plazo y poseen alta densidad calórica en poco volumen.

Para evitar la adicción a la comida hay que aprender a diferenciar los alimentos más adictivos de los menos y seguir una alimentación equilibrada, evitando así obsesiones o trastornos psicológicos relacionados con la comida.

¿Cómo superar la adicción a los alimentos? A continuación veremos algunas técnicas que se pueden poner en práctica:

1- Realizar actividad física: La mayoría de las adicciones tienen un origen psicológico, por estrés, carencias afectivas, inseguridad y problemas, entre otras cosas. El ejercicio es clave para superar el origen del problema: calmar la ansiedad, aumentar la autoestima y aumentar la vitalidad.

2- Escuchar nuestro cuerpo y no consentirlo: Muchas veces, el cuerpo te pide calma o energía, pero no chocolate u otro alimento adictivo.

3- Fraccionar las comidas: Una forma fácil de controlar el apetito está en realizar cinco comidas al día en horas concretas, adaptadas a tu ritmo diario. Empezá con un buen desayuno completo y sano.

4- Elegir pensando la mejor opción, con inteligencia, tomando alimentos reducidos en azúcar y grasas y ricos en fibra: Podés elegir entre frutas con pulpa o cáscara, yogures descremados, pan integral con queso magro, barritas light.

5- Descansar adecuadamente: Cuando dormimos poco o mal, el cuerpo pide energía y generalmente no seleccionamos alimentos en forma correcta.

6- Consumir alimentos con fibra: Estos alimentos producen sensación de saciedad.

7- Consumir las proteínas necesarias. Los alimentos ricos en proteínas son poco adictivos, especialmente el pescado, las carnes, los huevos y la leche.

8- Aceptar nuestras debilidades: Reconocer la adicción a las galletas de chocolate no quiere decir que no las puedas probar nunca más. Solo se deben consumir con moderación.

9- Aprender a relajarse: Las técnicas de respiración, relajación o ejercicios, como mindfullness yoga, taichi, pilates o masajes relajantes, ayudan a controlar tus emociones y te enseñan autocontrol.

10- Pedir ayuda: Si con las técnicas anteriores no es suficiente, se debe buscar apoyo psicológico para superar esta problemática.

¡Hasta el próximo miércoles!

* Nutricionista y coach ontológico especialista en obesidad y desordenes alimentarios. Tratamientos grupales e individuales. Coordinadora de grupos CITOS de obesidad de Galeno y docente del curso de post grado de obesidad y desordenes alimentarios del la Escuela sistemática argentina.
Nutricionista de Vian Ditas. 

 fb: www.facebook.com/VianDitaselgustoalamedida

www.viandasvianditas.tiendanube.com

iinfo@vian-ditas.com.ar

¿Qué son los alimentos adictivos?

Be the first to rate this recipe by leaving a comment below!
Deja un comentario para calificar esta receta
Imprimir

Thanks for printing this recipe :)

Find more recipes at http://jumboalacarta.com.ar

Deja tu comentario

Thanks for voting! Please submit your comment to validate your vote.