Son una excelente fuente de energía y poseen gran cantidad de propiedades nutricionales. Los frutos secos son verdaderas estrellas de la gastronomía, no solo por sus bondades nutricionales, sino además porque son aliados en platos que, buscando ser saludables, pueden ofrecer sensación de saciedad. Su acción protectora es ideal para deportistas, niños y mujeres embarazadas. También, mejoran el estado de ánimo y el estado de la piel. Un repaso de los más conocidos

  • Nuez: conocida como el “súper alimento”, la nuez contiene ácidos grasos Omega 3, es decir, ayuda a mejorar los niveles de colesterol, protege el corazón y disminuye la degradación de los huesos. Es riquísima en ensaladas de primavera, como la clásica Waldorf, pero también en salsas, y como relleno de pastas como ravioles.
  • Almendra: es una excelente fuente de vitamina E, protege de los radicales libres y absorbe grasas. La leche de almendras es gran furor hoy en día, pero también tiene gran fama en la pastelería como por ejemplo en estos Croissants.
  • Castaña de cajú: antioxidante, la castaña de cajú favorece el restablecimiento de calcio en los huesos, es rica en magnesio y vitamina B. De sabor dulce y mantecoso (parecido al maní) es una estrella de la gastronomía y se luce en ensaladas de primavera y verano, así como en turrones, tartas y pastas rellenas.
  • Avellana: contiene alto nivel de ácido fólico, que previene enfermedades del corazón, y degenerativas como el Alzheimer. Además, relaja los vasos sanguíneos, se puede consumir molida, como relleno de pastas, picadas y crudas. Para postres dulces, nada como el manjar del Nutella, pasta de avellanas que se consigue en Jumbo , el ingrediente de este fantástico brownie de Nutella.
  • Pistacho: con nutrientes benéficos para reducir riesgos de degeneración muscular, los pistachos se pueden consumir en ensalada o solos, asados o salteados. En postres dulces, vale la pena probar estas deliciosas tortitas de pistacho y yogur.
  • Maní: si bien es una legumbre, muchos lo conocen como un fruto seco. Contiene mucho folato, que ayuda en el desarrollo del cerebro, y previene el deterioro cognitivo. Es recomendada para mujeres embarazadas y vegetarianos, por contener ácido fólico, vitamina E y grasas saludables.

Deja tu comentario