Las vacaciones son sinónimo de tiempo libre y disfrute, por lo que pasarla bien no debe ser un impedimento para las personas celíacas o para quienes deben llevar una dieta libre de gluten.

Por eso, resulta indispensable informarse anticipadamente para decidir qué lugar es más conveniente para pasar nuestras vacaciones o tiempo de descanso. Por lo general, el criterio de selección es conocer si será posible encontrar alimentos libres de gluten, elección que también aplicará para la familia o el grupo de amigos que acompañe.

Además, es recomendable que informemos en todos los lugares donde nos traslademos sobre lo que implica la condición celíaca, concientizando a las empresas hoteleras y gastronómicas acerca de las necesidades de la comunidad celíaca. Turistas con helados sin TACC. Designed by Freepik.

Recomendaciones a la hora de viajar: 

  • Antes de salir de viaje, se recomienda contactarse con la Filial o Asociación correspondiente a cada provincia o país de destino.
  • Visitar los sitios webs de las asociaciones de celíacos del país elegido, donde seguramente se encuentre información sobre restaurantes y hoteles que ofrecen menú libre de gluten.
  • Llevar siempre un certificado confeccionado por un profesional de la salud que indique el diagnóstico de la celiaquía y la necesidad de trasladarse con alimentos sin TACC. Este certificado puede ser requerido a la hora de cruzar la frontera o en aeropuertos nacionales e internacionales (siempre y cuando se lleven alimentos libres de gluten dentro del equipaje).
  • Todo alimento que traslade junto al equipaje, deberá estar rotulado correctamente (RNE, RNPA, fecha de elaboración, vencimiento). No se aconseja trasladar alimentos de elaboración artesanal ya que pueden ser no autorizados para ingresar a otros países.
  • Si el viaje es en ómnibus o en avión, al realizar la reserva del ticket/pasaje, se recomienda consultar si se provee comidas o refrigerios libres de gluten durante el viaje.
  • Si el hospedaje será en un hotel, consultar previamente si se ofrecen opciones libres de gluten u optar por la modalidad de un Apart para poder cocinar los propios alimentos de forma segura.
  • En caso de no tener acceso a alimentos industrializados libres de gluten, recordar que se pueden consumir todo tipo de frutas, vegetales, carnes frescas, huevos, etc.
  • Para los primeros días de viaje, se recomienda llevar siempre algunos alimentos SIN TACC (por ejemplo infusiones, galletas, tostadas de arroz, entre otros), de modo que sea posible comenzar las vacaciones y tomarse el tiempo necesario para localizar puntos de venta de productos específicos.
  • Si viajamos a un país donde se habla un idioma diferente el nuestro, podemos tener en mente algunas frases para facilitar la comunicación y evitar confusiones, como por ejemplo: “¿Este alimento es libre de gluten?”, “¿Cuentan con un menú libre de gluten?”, “¿Dónde puedo encontrar un restaurante que ofrezca platos libres de gluten?”.
  • Evitar el ayuno. No ingerir alimentos durante períodos prolongados puede ser perjudicial para nuestra salud. Por eso, en el equipaje de mano, se aconseja llevar siempre algunos alimentos como barritas de cereal, frutos secos, galletitas o snacks (siempre envasados e inscriptos como libres de gluten).
  • A la hora de trasladar alimentos, las bolsas con cierre zip pueden ser una buena alternativa y así evitar los recipientes plásticos.
  • Conseguir un mapa del lugar y señalizar los establecimientos que comercializan alimentos libres de gluten.

La celiaquía no representa ningún impedimento para salir de vacaciones si se siguen las recomendaciones anteriormente mencionadas.

Se debe priorizar pasar unas buenas vacaciones, organizando previamente el viaje y adaptándose sin que la dieta libre de gluten resulte una complicación.

Más información en:

Asociación Celíaca Argentina
www.celiaco.org.ar

Deja tu comentario