Con los primeros fríos, sumado a las exigencias de la rutina escolar, los chicos requieren mayor energía. Además, las actividades suelen ser en lugares cerrados, lo cual aumenta las probabilidades de contagio ante posibles enfermedades, en especial las respiratorias.

¿Cómo hacer para que puedan afrontar todos los desafíos que se les presentan y pasar el invierno de manera saludable? Depende en gran medida de su alimentación.

A continuación, te damos algunos tips de alimentación para que ellos puedan mantenerse fuertes y  prevenir, de este modo, la posibilidad de enfermarse.

Mamá, papá e hijo cocinando. Photo by Freepik.

 

Ofrecer de manera diaria frutas y verduras. En especial las que son ricas en Vitamina C y A. La Vitamina C, tiene propiedades antihistamínicas y se encuentran en el kiwi y los cítricos. La Vitamina A contribuye a la regeneración de la piel y mucosas. La hallamos en las zanahorias, acelgas, espinacas, endibias y calabazas.

Tomar líquidos. Es fundamental mantenerlos hidratados, idealmente tomar agua, para combatir la sequedad que causan los sistemas de calefacción y para mantener las vías respiratorias hidratadas, lo que facilitará la rápida expulsión de las mucosidades.

Evitar los productos ultraprocesados y golosinas. Junto conlas bebidas azucaradas, sóloaportan calorías vacías.

Elegir como snacks frutos secos y desecados: almendras, nueces, orejones de durazno, damascos, etc. Aportan minerales e hidratos de carbono de gran calidad, así como ácidos grasos de alto valor biológico. Además, tienen vitaminas y proteínas.

No te olvides de consultar a tu médico por cualquier inquietud.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667

 

 

Deja tu comentario