Si bien el café es un clásico que nos acompaña al despertar cada mañana, en invierno toma un doble valor por su calidez, aroma y sabor a hogar.
Considerando que se acercan las vacaciones de invierno y seguramente podamos disfrutar de largos desayunos, creemos que vale la pena remarcar sus propiedades benéficas para el organismo, siempre y cuando no se consuma en exceso.

Si bien el café está formado por una gran variedad de componentes, su compuesto principal es la cafeína. Esta sustancia tiene propiedades psicoactivas que generan importantes efectos sobre nuestro sistema nervioso y, en los últimos tiempos, ha sido de interés en la comunidad científica.

Imagen de Freepik.com

La cantidad máxima recomendada para personas adultas es de 400 miligramos de cafeína al día, lo que equivale a cuatro tazas de café.
Aquí te acercamos algunos de sus tantos beneficios:

  • Mejora en la capacidad de atención, concentración y la disminuye la fatiga.
  • Es un potente antioxidante.
  • Reduce el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares y respiratorias.
  • Disminuye la posibilidad de contraer infecciones y lesiones.
  • Ayuda a quemar grasas.
  • Disminuye el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
  • Tiene un efecto protector sobre el hígado.
  • Disminuye la probabilidad de sufrir depresión.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar a tu médico.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667

Deja tu comentario