Cuando estás esperando a tu bebé, uno de los riesgos que pueden aparecer durante el tercer trimestre es la diabetes gestacional.

Este tipo de diabetes, suele diagnosticarse entre las 24 y las 28 semanas, y ocurre cuando el organismo no puede producir la insulina adicional que necesita durante el embarazo. Esta hormona producida por el páncreas, se encarga de convertir la glucosa en energía y de controlar sus valores en sangre.

Imagen de freepik.com

La diabetes gestacional implica ciertos riesgos para vos y tu bebé. Entre sus posibles complicaciones podemos mencionar:

Para la madre:

  • Aumento de la probabilidad de tener preclamsia (presión alta en el embarazo).
  • Aumenta la posibilidad de tener un parto por cesárea.
  • Aborto espontáneo por muerte fetal.

Para el bebé:

  • Nacimiento prematuro.
  • Niveles bajos de glucosa inmediatamente después de nacer.
  • Sobrepeso al nacer.
  • Sobrepeso y diabetes tipo 2 durante su crecimiento.

Es importante que sepas que la diabetes gestacional raramente presenta síntomas, por eso es esencial prevenirla. Para eso es fundamental que:

  • mantengas un peso saludable durante el embarazo.
  • te mantengas activa según las indicaciones de tu obstetra.

Tener sobrepeso en el embarazo, diabetes tipo 2, o haber tenido diabetes gestacional en embarazos anteriores, aumentan las posibilidades de tener esta complicación.

No dejes de consultar con tu obstetra ante alguna duda o, si sabés que tenés alguno de estos indicadores, buscá orientación para minimizar los posibles riesgos.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667

Deja tu comentario