En verano, y en especial los días de calor, hay que prestar especial atención a la hidratación de nuestro cuerpo. Beber una buena cantidad de líquido es esencial para que nuestro organismo funcione de manera adecuada.

Las altas temperaturas aumentan la posibilidad de descompensaciones por deshidratación. Para evitarlo, ingerir gran cantidad de líquido (2 a 2,5 lts. diarios) es fundamental, pero no es el único aspecto a considerar. El 20% aproximadamente de nuestra ingesta de agua proviene de los alimentos que comemos.

Para sumar este recurso a tu plan alimentario en la época estival, hay ciertos alimentos que podés incluir que tienen gran cantidad de agua en su composición. De esta manera, otorgan un plus que favorece a mantener la hidratación durante los días de calor. Además, suelen ser livianos y frescos. Perfectos para sumar a tus platos de esta temporada.

Imagen de freepik.com

 

Te contamos cuáles son algunos de los alimentos que favorecen tu hidratación por el contenido de agua que poseen:

Frutas:

  • 91% o más: las frutillas, la sandía, el pomelo y el melón.
  • Entre 81% y 90%: la naranja, el pomelo, el durazno y el tomate.
  • Entre 75% y 80%: los arándanos y los damascos.

Verduras:

  • 91% o más: el pepino, la lechuga, el apio, el rabanito, la calabaza y la espinaca.
  • Entre 81% y 90%: el brócoli y la palta.

Carnes:

  • 75 a 80%: los pescados magros y mariscos.
  • 74% o menos: los pescados azules.
  • 60% aprox.: las carnes.

Si tenés alguna contraindicación o consulta, no dejes de visitar a tu médico.

Deja tu comentario