Comenzó el verano y con él un nuevo año. Si estás pensando en empezar a ejercitarte o simplemente querés continuar con tu rutina deportiva, es importante que sepas que durante esta época estival hay que prestar especial atención a las condiciones del ambiente.

Las altas temperaturas (arriba de 24°C) y la exposición al sol pueden ser contraproducentes y aumentar la posibilidad de sufrir descompensaciones y golpes de calor.

Imagen de freepik.com

Para evitarlo y lograr que esta estación del año también sea un momento ideal para ejercitarte, te acercamos los siguientes tips:

  • Elegí las primeras horas la mañana y/o las últimas de la tarde (a partir de las 20hs) para entrenar. Evitá realizar ejercicio durante el mediodía.
  • Idealmente, armá con un profesional un plan de ejercicios acorde a tus posibilidades.
  • Se requiere un periodo de aproximadamente 2 semanas de adaptación a la temperatura alta. Bajar la intensidad y/o el tiempo de actividad para incrementarlo de manera gradual, es lo ideal.
  • Utilizá anteojos de sol, protector solar y ropa liviana, idealmente de secado rápido.
  • Si estás de vacaciones, buscá espacios con vegetación donde predomine el aire fresco y puedas protegerte de la radiación solar a la sombra.
  • Prestá especial atención a la hidratación antes, durante y después de la actividad física.
  • Elegí comidas livianas y contemplá colaciones refrescantes 40 minutos antes de realizar cualquier actividad.

Si tenés alguna duda, consulta o contraindicación, no dejes de visitar a tu médico.

Deja tu comentario