La dieta celíaca o sin gluten está de moda. Muchas personas la adoptan porque creen que es más saludable y que las ayuda a bajar de peso, pero, ¿es así?

Derribamos todos los mitos, de la mano de Ale Temporini (@aletemporini), celíaca, cocinera y especialista en cocina libre de gluten, y la Dra. Gabriela Fedele, médica especialista en nutrición y coordinadora del área de enfermedad celíaca de la Clínica Cormillot.


1.“La dieta libre de gluten es más saludable”

No necesariamente. “Si reemplazamos los alimentos de panadería por aquellos sin gluten, no existen beneficios en cuanto a lo saludable, que implican otros factores además de lo imprescindible de consumir alimentos sin gluten”, ejemplifica la Dra. Fedele.

2. “Comer sin gluten adelgaza”

“Cuando arrancás con la dieta ¡en general engordás! Al tener tantas restricciones de harinas, te encontrás con una que podés comer y te desesperás. Comés más desaforadamente”, cuenta Ale, que tiene dos hijas con celiaquía.

La dieta sin gluten sí puede ayudar a bajar de peso si se restringen las harinas y se consumen más frutas, verduras, carnes y legumbres. Es decir, como en todos los casos, se se adoptan hábitos saludables.


3. “Si uno no consume gluten, el cuerpo no va a tener nutrientes esenciales”

“No se pierde ningún elemento esencial por llevar una dieta libre de gluten”, aclara la Dra. Fedele. Sugiere, eso sí, incorporar fibra en las preparaciones, porque escasea en las premezclas aptas para celíacos.

4. “Es una exageración” o “Los celíacos tienen un grado”

“Una sola miga te contamina un plato entero. No es una exageración”, avisa Ale Temporini. La enfermedad celíaca no tiene grados: está o no está. Por eso, ningún cuidado es excesivo.

“El alimento es nuestra cura. Comemos así para tener una buena calidad de vida. Se puede, es fácil, es rico y es saludable”, destaca.

5. “Los productos sin gluten tienen pocas calorías”

En algunos casos, tienen incluso más calorías. Por ejemplo, los panificados requieren más grasas para lograr una masa mejor.

6. “Todos los granos tienen gluten”

“Hay muchas más harinas sin gluten que con gluten”, afirma Ale Temporini. De cada legumbre, semilla o fruto seco se puede hacer una harina. La favorita de la cocinera es la de trigo sarraceno, un pseudocereal superpoderoso a nivel nutricional. El almidón de maíz es otro ingrediente estrella de los platos que enseña a preparar.

7. “Para llevar una dieta sin gluten hay que despedirse de los carbohidratos”

Hoy existen muchas variedades de panificados y productos de repostería que son equivalentes a los productos con gluten.

Si tenés dudas y antes de cambiar tu alimentación, consultá a un médico.

Deja tu comentario