logo_light

Una masa francesa, crocante, que al degustarse se quiebra en la boca. Sin huevo, se prepara con manteca y tras el amasado lleva un tiempo de frío en heladera. Ciruelas, duraznos y damascos –frutas de estación- hacen de relleno de esta torta al que se le agregan las cerezas, dulces y con un toque ácido. Para dejarse embelesar este viernes o durante el fin de semana. La masa se puede usar en verano este invierno, para disfrutar con crema o helado de crema.

Seguir leyendo >

pexels-photo-26180

Hello, ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit telluso. More info →