El invierno no debería ser un obstáculo para continuar con una alimentación saludable y libre de gluten.



A pesar de que el frío nos invita a preparar recetas a la olla, pesadas y calóricas, con ingredientes que tal vez se alejan de la “ensalada del verano”, podemos continuar consumiendo alimentos bajos en calorías, grasas saturadas y azúcares refinados.

Algunos consejos para alimentarse de manera saludable en invierno.

Consumir líquidos: respetar los dos litros de agua por día. Esta época del año es ideal para disfrutar de infusiones o bebidas tales como caldos libres de gluten. Además, de esta manera, ayudaremos a mantener la temperatura del cuerpo, la hidratación y generar mayor saciedad. 

Incorporar frutas de estación tales como los cítricos (pomelo, naranja, mandarina, limón), que gracias a su alto contenido de vitamina C, pueden ayudar a prevenir cuadros gripales, tan comunes en esta época del año. 

Ante las bajas temperaturas, también se aconseja consumir frutos secos (nueces, almendras, castañas), legumbres (porotos, lentejas, garbanzos), huevos y pescados. Estos alimentos aportan una gran cantidad de selenio y zinc, que además de tener propiedades beneficiosas para la regulación hormonal y tiroidea, la piel y el cabello, son excelentes aliados para el funcionamiento general del organismo, volviendo más fuerte nuestro sistema inmune.

En caso de no conseguir aquellos frutos secos que se encuentran inscriptos como libres de gluten según la legislación vigente, podemos optar por comprarlos con cáscara. 

Para no abandonar los vegetales que suelen consumirse durante el verano, aconsejamos realizar preparaciones al horno o al wok, que además de ser saludables, representan una buena opción libre de gluten para compartir en familia.

Les pasamos una receta ideal para este invierno.


Wok de vegetales.

Ingredientes:

  • 1 ají o pimiento rojo.
  • 1 ají o pimiento verde.
  •  1 ají o pimiento amarillo.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 puñados de brotes de soja.
  • Salsa de soja (sin TACC).
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Pimienta molida.

Preparación:

  1. Lavar, pelar y cortar todos los vegetales en juliana (bastoncitos).
  2. Calentar el wok y añadir dos cucharadas de aceite de oliva.
  3. Cuando el aceite esté bien caliente, añadir el ajo y un puñado de zanahoria cortada, la cual cocinaremos vuelta y vuelta durante un minuto.
  4. Luego añadimos el resto de los vegetales (excepto los brotes soja) y revolvemos constantemente para que se cocinen bien.
  5. Agregamos un poco de pimienta y salsa de soja a gusto. (Aconsejamos no agregar sal a la preparación por el alto contenido de sodio que tiene la salsa de soja).
  6. Continuamos cocinando y por último agregamos los brotes de soja. Cocinar durante 5 minutos más y ¡listo!

 

Deja tu comentario